QUIMERAS Y DESAFÍOS



Nada soy, nada he sido y no puedo pretender ser nada... aparte de eso guardo en mí todos los sueños del mundo!! (F.Pessoa)

Cantante, guitarrista, autor de canciones, psicoterapeuta, funcionario en excedencia ahora que me acuerdo, estudiante universitario a mi edad y escritor aficionado noctámbulo, noctívago y nocherniego...
Todo lo que la vida me ha ido enseñando se puede resumir en dos palabras: sigue adelante!!

Besos y abrazos
Dorchy Muñoz



Páginas vistas en total

viernes, 14 de octubre de 2011

"Lobereño de mar y otoño"


“Lobereño de mar y otoño” 

El sol de otoño incendia las burbujas de azul y las gotas de sal que me ha regalado el mar sobre mi piel. Mis pies recorren desnudos de olvido la arena húmeda y caliente de la playa. La tarde tiende alfombras mágicas a la noche sobre un fondo azul inquieto. El sol saluda bostezando a la luna que impaciente asoma ya al otro lado del cielo. En casa esperan los animales, los libros y algún que otro mensaje de correo. Ya pronto llega noviembre, pisaré de puntillas los asfaltos y los pasos de peatones de mi triste ciudad, para perderme cuanto antes en mitad de la sierra y el campo, donde no hay más luz que la de las risas y las sonrisas vívidas y sinceras ni más camino que las miradas atentas y cercanas de esos y esas que guardan palabras entre métricas y rimas y las regalan, vestiditas para la ocasión de ocasional poema en propia voz: golpe a golpe, verso a verso. Igual me da arropar los sueños y dejar que sueñen en el Aire, que en el Agua, que en la Tierra, que en el Fuego, esperando el nuevo día. Me siento un lobo de mar que ya va extrañando su lobera, para herir de emoción, si es que pudiere, con guitarra y voz por todas armas y canciones y poemas como flechas; para habitar siquiera unos instantes, en algún suspiro de esos que se escudan con bandera blanca entre el sístole y el diástole de algunos corazones.

¡Soy un lobo hambriento de mar y otoño esperando ansioso de encuentros y emociones nuevas, las vísperas de ese día que otros dedican a los muertos, mientras nosotros y nosotras a nuestras alegrías compartidas y alguna que otra aplazada y enmudecida sine die pena! 



© AMS Cádiz
Octubre del 2011




2 comentarios:

  1. Estupendo, lobo de mar y de otoño. Los Galayos están haciéndonos ya el mullido reposo del nido de nuestro bello espacio. Seremos nosotros los huevos del nido que eclosionen. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Tus palabras resuenan en este corazón que te lee.
    Este otoño que no llega a este sur donde los árboles ni amarillean me hace añorar paseos de ocres por la sierra. Al menos en tus letras algo he encontrado de el.
    Y el día difuntos, cantemos y celebremos con o sin guitarra. La vida merece ser celebrada con ellos también.

    Besos lobo de mar

    ResponderEliminar