QUIMERAS Y DESAFÍOS



Nada soy, nada he sido y no puedo pretender ser nada... aparte de eso guardo en mí todos los sueños del mundo!! (F.Pessoa)

Cantante, guitarrista, autor de canciones, psicoterapeuta, funcionario en excedencia ahora que me acuerdo, estudiante universitario a mi edad y escritor aficionado noctámbulo, noctívago y nocherniego...
Todo lo que la vida me ha ido enseñando se puede resumir en dos palabras: sigue adelante!!

Besos y abrazos
Dorchy Muñoz



Páginas vistas en total

viernes, 4 de marzo de 2011

“Este otro amanecer”



“Este otro amanecer”
Desde aquí el amanecer, los amaneceres, son diferentes, bien diferentes, muy diferentes. Hoy salí a pasear con mis perritas sobre las seis de la mañana, ellas se dedican a lo suyo mientras yo me dejo acariciar por el frescor salino de la mañana. Me siento en un pedrusco grande que he encontrado frente a las marismas y observo la nada del horizonte aún anochecido. Es mi piedra de meditación, de sentir los colores, los olores, los sonidos de lo nuevo y sentir la muerte súbita de lo viejo, lo que ya ha quedado atrás, lo que inexorablemente ya no es ni volverá a ser.
Mis perritas le ladran a la nada, o tal vez como yo, han escuchado cantar a las gaviotas, hermosa melodía de la nueva mañana que apenas se resiste a abandonar la noche. Entretanto me saca del ensueño el graznar de un gallo, joder, vaya contraste ¿Dónde me he metido yo? Igual ladran los perros, que silban las gaviotas, que cantan los gallos, si es que eso es cantar, a mí siempre me pareció gruñir desafinada e insolentemente: no acabo de entender a los gallos y mucho menos a los de pelea, pero en fin ¡hay tantas cosas que no entiendo! No hace ni dos horas había un sol que cegaba los sentidos y yo aproveché para lavar bienlavadita la ropa blanca y solearla al sol. Nada de eso, coño, ahora está lloviendo a mares, de manera que en lugar de blanquear la ropa se me ha puesto tizná pisha… Pero bueno, mejor no preocuparse, siempre supe que soy un hombre de recursos, en lugar de eso he sacado las mesas y sillas de la terraza para que las de un agua la lluvia en lugar de dárselo yo: no hay mal que por bien no venga y si te he visto no me acuerdo –joder cada día escribo mejor quilla-.
Mi casa ya parece un hogar, aunque hay quien pensaría que parece un estudio musical, o una desorganizada biblioteca porque por no tener no tengo ni televisión, o mejor dicho, sí que tengo, pero la he metido donde se merecen estar casi todas las televisiones: en el último rincón del trastero. Total pa qué, aunque me dice mi amigo Carlos, ¡pero coño pisha, si no tienes tele yo te presto una! Y le digo que no Carlitos, que no es que no tenga, es que me la he quitado del medio joder, y se lo explico: mira quillo, pa qué voy a tener ese trasto amenazador en mi estancia de paz si cuando veo el fútbol lo hago con vosotros en el bar. Y creo que ha puesto cara de decir "joder qué rarito es este madriles", pero al final lo ha entendido o eso creo, tal vez lo de la “estancia de paz” en lugar del salón, la sala u otra expresión similar no le ha cuadrado del todo.
Llueve, llueve poderosamente, ya en el Puerto de Santa María hace algunos años me llovió a gusto, hasta creo que llegó a nevarme, aquí de momento todo en calma. Sí, llueve pero ná que ver: llueve sobre el mar ya no llueve sobre el asfalto y eso es una gran diferencia “como del agua al vino” que diría mi querido padre. Pienso en él tan a menudo…
Mis perritas han agradecido el cambio de aires, yo les he dicho que es un viaje sin retorno y me han dado el ok. Esta mañana me encontré una nota de ellas que decía: gracias, muchas gracias, cumpliste con lo prometido, también me han lamido y meneado el rabo, ya hemos visto el mar y la playa, gracias, y como ya te dijeron tres años y un día sin el mar, sin sus vórtices de luz, eran demasiados hasta para un poeta, si sí, poeta, hay quien dice que lo soy, yo como saben me considero no más que un mero escribidor.
He vuelto a tocar el piano, de momento sólo el concierto de Aranjuez, su segundo movimiento vaya y el Adagio de Albinoni, debe ser que mi corazón está afinado en La menor últimamente porque al meterle mano a una escala jazzy me han dicho los dedos quesiquieresarrozcatalina. Mi vecino lo agradece, es mayor y está solo, yo también lo estoy me dicen, pero no es del todo cierto, yo estoy “a solas” que creo que es un concepto bien diferente. Ahora graniza, como granizan mis dedos sobre las teclas del teclado y sí ya sé que redundo, pero no pienso ni releer ni corregir, últimamente me va bien con dejarme llevar: fluir en términos yóguico- tántricos.
Mañana si no cambia el tiempo me voy para Sevilla a vender una guitarra y conocer a un músico brasileño con el que tal vez haga alguna colaboración. Vendo a Layla, me harté de no tocarla y mira que suena bien la hija de puta. Como vendí a Anne y mira que quedaba bien en las fotos, pero al parecer Helena, mi guitarra fiel sabe más de mis idas y venidas emocionales y me acompaña siempre con lealtad hasta en los peores momentos. Sofía juega a hacerse la chulita porque se sabe guapa y Janish se sabe imprescindible, debe ser porque son americanas y tienen otra manera de entender el mundo ¡qué se yo! Mr Fender, como buen bajo no dice ná de ná.
Ya hierve el nuevo té, estoy en paz conmigo mismo y con mis entrañas y no tengo afrentas abiertas con el mundo, vaya, así a lo gestáltico, de buenrollito, estaría bueno que me hubiera ido de Málaga para meterme en Malagón.
Bueno amigos y amigas mi nueva flauta travesera me llama, esa sí que me va a costar, joder, soy virgen en lo que a instrumentos de viento se refiere y no le saco ni un puto sonido, pero en fin, como le dice el perro al hueso: tú estarás muy duro pero yo no tengo prisa.
Pasen un buen día y valoren seriamente en adelante si vale la pena o no seguir leyendo este diario que hoy inauguro: me excusaría diciendo que me sirve de terapia, pero no es cierto, no estoy en autotratamiento, escribo porque me sale naturalmente, que no literariamente, y también a veces porque me sale de los genitales externos ¡Así de arrogante, narcisista y a veces histriónico soy o voy siendo!
Cada cual somos como somos o vamos siendo ¿qué le vamos a hacer quilla? Como diría el jambo ése que dicen que es el padre de la Gestalt, cosa que es mentira, la Gestalt en origen es alemana y no americana, si coño, no me sale ahora el nombre, lo tengo en la punta de la lengua, sí el Fritz Perls ese, "si nos encontramos en la vida será hermoso, si no, no podemos hacer nada" Ahí le has dado tronco, con dos cohone y se quedó tan a gusto el tío, me gusta tanto esa letra que la voy a convertir en copla para una bulería o un fandango bien cantao que ando yo muy flamenquito últimamente en los sentires y los tocares.
Bueno, lo dicho que me voy a ver si me suena la flauta aunque sea como a aquel Bartolo.
¡Sean felices y busquen la belleza, tal vez la única quimera que sigue mereciendo la pena en este dudoso mundo que habitamos y nos habita!
© AMS Cádiz
Marzo de 2011

1 comentario:

  1. Je-je. ¡Cómo me alegro de que lo mires todo sin prisa y con asombro!
    No sabía yo -por cierto- eso que dices que el perro le dijo al hueso, quillo. Pero me lo quedo.
    Dices también que llueve sobre el mar. Siempre aluciné cuando veía llover sobre tanto mojado (sabes que viví en el mar también). Me imagino lágrimas cayendo en un estanque. Y eso me recuerda el final de uno de mis poemas que dice:
    "... pero ¿qué es una lágrima llorada en un océano?
    Pues una gota más, contestó el agua".

    ¡Siempre adelante! (lo copié de ti)

    ResponderEliminar