QUIMERAS Y DESAFÍOS



Nada soy, nada he sido y no puedo pretender ser nada... aparte de eso guardo en mí todos los sueños del mundo!! (F.Pessoa)

Cantante, guitarrista, autor de canciones, psicoterapeuta, funcionario en excedencia ahora que me acuerdo, estudiante universitario a mi edad y escritor aficionado noctámbulo, noctívago y nocherniego...
Todo lo que la vida me ha ido enseñando se puede resumir en dos palabras: sigue adelante!!

Besos y abrazos
Dorchy Muñoz



Páginas vistas en total

sábado, 21 de enero de 2012

“La mosca”


“La mosca”

AbsurdoRelatos

 Hay una mosca en mi casa a la que quiero hasta ponerle nombre. O le gusto mucho o le han pedido que me vigile. Y no, no es una paranoia. Es un hecho cierto y demostrable, positivamente lógico, si queréis le hago una foto y os la presento. No se va de aquí ni a tiros, ni aunque eche fush-fush o me líe a raquetazos contra el aire. Y no penséis que he perdido el juicio. Las otras se escapan por la ventana, ésta se esconde en algún rincón a la espera de la calma, como una amante que te cela o un policía pertinaz. Pasados diez o quince minutos aparece de nuevo sea de noche o sea de día. Y bate sus alas, y canta aunque no la escucho y se posa con donaire sobre los objetos. Y me sigue a todos lados, si me voy al baño encuentra sitio en el espejo, si me siento a trabajar lo encuentra en la pantalla del monitor, si veo la tele más de lo mismo, si toco el piano en el si bemol agudo, si toco la guitarra sobre la clavija de la tercera cuerda, y suma y sigue. Me mira de reojo y yo a hurtadillas, estoy hasta por decirle algo y pedirle que me cuente cosas. Porque la verdad es que nunca he entendido a las moscas y fitú si lo he intentao. Ni entiendo su existencia. Ni su utilidad. Ni su sentido. ¿Dónde duermen? ¿Dónde comen? ¿Dónde viven? Otro misterio que sumar a otros misterios. Mírala, ya está aquí otra vez ahora está leyendo lo que escribo, pero calla, se hace la despistada, intenta pasar desapercibida. ¡Será boba, igual se piensa que no la veo! Ya me da pena hasta espantarla o darla un manotazo, prefiero soplarla ¡Que se joda! No me fío ni un pelo de ella de verdad os lo digo. Esta mosca no es normal, es la mosca entre las moscas: la Elegida. ¿Qué nombre la pongo? Porque para ella algunos me suenan muy vulgares, ya que vive aquí por lo menos que tenga un nombre digno. Bueno, luego lo pienso y lo decido voy a ver si hago algo que no sea escribir absurdos. Total, si al final las palabras siempre se las lleva el viento, y la mosca se va con el viento y las palabras y se quedan a vivir juntos. No pienso llorar su marcha, que se vaya cuando quiera que yo me quedo aquí cual moscardón que no quiere asomarse al mundo. Fumo: oh lento humo!

©AMS Cádiz


No hay comentarios:

Publicar un comentario