QUIMERAS Y DESAFÍOS



Nada soy, nada he sido y no puedo pretender ser nada... aparte de eso guardo en mí todos los sueños del mundo!! (F.Pessoa)

Cantante, guitarrista, autor de canciones, psicoterapeuta, funcionario en excedencia ahora que me acuerdo, estudiante universitario a mi edad y escritor aficionado noctámbulo, noctívago y nocherniego...
Todo lo que la vida me ha ido enseñando se puede resumir en dos palabras: sigue adelante!!

Besos y abrazos
Dorchy Muñoz



Páginas vistas en total

lunes, 16 de julio de 2012

"Rita Ritmo"




Rita Ritmo”
in memoriam

Llegaste a mí como los amores que no se atreven a serlo desde el principio y juegan un tiempo a los encuentros como amantes. Como sabes allá en el cielo que tus dioses te hayan preparado, tu primera dueña adoptiva era E, mi ex amor, y hacía poquito tiempo que nos habíamos separado y nuestra amiga P, psicóloga como yo llegué a serlo luego, también con tu ayuda y la de tu hermana gemela, Zambra, quiso regalarnos un cachorrito de su perrita Alma a cada uno de nosotros en prueba de amistad. Por entonces E, trabajaba muchas horas cuando tenía trabajo, y apenas se sostenía económicamente cuando no lo tenía, de manera que yo te cuidaba muchas horas del día e incluso días seguidos, hasta que no pudo ser más y te quedaste a vivir comigo y tu hermanita. Mucho ha llovido desde entonces “hermana loba” muchas vivencias, alegrías, sinsabores, amarguras, enfermedad, miedos, soledad, olvido, exilio...y con ustedes perritas mías siempre cariñito y juegos pasara lo que pasara: hasta hemos comido casi del mismo plato cuando no nos llegaban los dineros para fin de mes. Siempre te gustó cómo cocinaba yo, siempre me gustó veros comer, dormir y ser felices, a salvo de cualquier neurosis de las que padecemos los humanos que nos creemos “reyes de la evolución”. (Ulises y Zambra están junto al ordenador mientras escribo y me lamen, eso es Evolución, dicen que no tenéis emociones sino básicas y mucho menos sentimientos: puede ser, científicamente, mi corazón no me dice eso, lloro a mares de recordar tu carita ya inerte ante mi impotencia de intentar salvarte. Ahora estás bajo el mar como Alfonsina, como los peces.
No hace falta que te cuente pormenores, has estado en todos y cada uno de mis días desde entonces, casi trece años. Siempre te trataron mal porque eras fea, parecías un perro no una hembra, los dientes fuera y apenas 12 kilos de chicha. Pero en casa siempre fuiste dulce, atenta conmigo y con tu hermana, y en la calle fiel, llegaste a enfrentarte a perros mucho más grandes que tu. Al final, conseguimos mi sueño, nuestro sueño, nos vinimos al mar y a estar tranquilos: qué poquito te ha durado la alegría niña mía. Los malos habitan todos los sitios, me mataron a Gipsy y te han matado a ti me da igual si del susto o de un envenenamiento. Has muerto entre mis brazos, como la primera vez que te tuve abrazada siendo tu una cachorrita de apenas un mes. Eras firme, decidida, “ideafix” te llamabamos E y yo por cabezota, testaruda e independiente. Te has ido sin sufrir, sólo eso me consuela, apenas dos o tres espasmos y te rendiste ante mi impotencia por salvarte la vida. Hoy por hoy me toca, como tu misma hubieras hecho, cuidar de los que quedan, de Zambrita y del reciénllegado callejero Ulises, con el que al menos me consuela que si te diste un revolcón sexual en la terraza, aunque todos y todas decían qu eras “boyera” “renacuaja” “gremly” y no sé cuantas cosas más que inventa la gente que ni sabe de ellos ni de animales ni del amor que se puede llegar a tener a una perrita fea: más feo soy yo y la mayoría de ellos no te jode!!
Hace unos meses mi propio hermano, que no merece llamarse así, me dijo: ojalá se mueran tus perras para que sufras. Mandale un mensaje desde tu propio cielo, dile que no tengo rencor a nadie ni utilizo nunca la violencia y sí, dile que estoy sufriendo mucho, porque te extraño, te extraño mucho. Hazle saber que nuestro dogma de vida ha sido siempre seguir adelante y lo será pase lo que pase. Voy a esclarecer las cosas legalmente, me conoces, y los “malos” pagarán. Pero no me servirá de nada porque tu, perrita mía, ya no estás, y eso no tiene precio ni hay condena que lo justifique.
Hoy se lo he contado a E, no sé como se lo tomará ya sabes cómo anda con cosas más importantes, pero debía decírselo. Publico esta cartita que te dedico, junto al diálogo que os escuché una mañana a ambas. Un día me reuniré contigo y ladraremos juntos a este puto mundo, este que entre todos estamos haciendo tan feo, consintiendo tanta insensibilidad e injusticia: sabes que seguiré cuidando a mi gente y a mis niños, entretanto cuidate mucho y piensa que siempre te tendré en mi corazón: eres una parte inseparable de mi vida. Y recuerda: solo E y yo sabíamos que tu nombre real era Rita. ¡Hasta siempre compañera! Amador

© AMS Cádiz
Julio del 2012

“Despertar de perros”

-Y tú qué piensas de este loco que nos ha tocado en suerte, dijo Zambra.
-No sé qué decirte, dijo Ritmo, tú llevas más tiempo con él.
-Sí, tienes razón yo no he vivido a la intemperie como tú, ya de cachorrita estaba con él, entonces vivíamos en el ático, pero tuvo que venderlo.
-Lo que si puedo decirte, dijo Ritmo, por lo que yo pude vivir antes de venirme con vosotros y lo que voy viendo en la calle, es que no parece ser el peor personaje que nos podía haber tocado.
-No, si la verdad, dijo Zambra, es que yo siempre me he sentido muy segura y cuidada a su lado. Y él siempre me muestra su atención y su cariño.
-Yo también me siento así, dijo Ritmo, y no me gustaría irme a ningún otro sitio.
-Si, dijo Zambra, pero recuerda que nos tiene prometido llevarnos al mar, que estamos hartas de estanques de ciudad, ríos con poco caudal y pantanos de aguas turbias.
-Nos llevará, estate segura, dijo Ritmo, él también tiene muchas ganas de escaparse a vivir al Sur y pasear junto a nosotras y su amor por la arena de la playa.
-Bueno, dijo Zambra, todo llegará, de momento no parece irnos muy mal por aquí, tenemos cuanto necesitamos y todo el parque pa correr.
-Así es, querida hermanita, dijo Ritmo.
-Qué suerte, dijo Zambra, no tener que hablar, y comunicarnos con él por gestos, miradas, gruñiditos y lametazos, verdad?
-Si Zambrita, dijo Ritmo, creo que le gusta así, pero nunca olvides que él también sabe ladrar y sin embargo no lo hace.

© AMS Madrid
Octubre de 2009




1 comentario:

  1. Buenas,

    hemos llegado a ti despues de leer tus relatos en tu blog y en el foro de literatura, y nos gustaria poder hablar contigo sobre un proyecto de literatura que tenemos.

    Si tienes interes, puedes escribirnos a contacto@publize.com y te ofreceremos más detalles.

    Para más información puedes visitar www.publize.com

    Saludos

    ResponderEliminar