QUIMERAS Y DESAFÍOS



Nada soy, nada he sido y no puedo pretender ser nada... aparte de eso guardo en mí todos los sueños del mundo!! (F.Pessoa)

Cantante, guitarrista, autor de canciones, psicoterapeuta, funcionario en excedencia ahora que me acuerdo, estudiante universitario a mi edad y escritor aficionado noctámbulo, noctívago y nocherniego...
Todo lo que la vida me ha ido enseñando se puede resumir en dos palabras: sigue adelante!!

Besos y abrazos
Dorchy Muñoz



Páginas vistas en total

lunes, 3 de diciembre de 2012

“Entre el cielo y el infierno y viceversa”





Se manchó los dedos de mierda y comprobó que le sangraba la almorrana: fue entonces cuando comprendió que estaba vivo, pero también que podía morirse cualquier día!!
(Dorhy Muñoz)

Entre el cielo y el infierno y viceversa”

Era verano y su gran amor agonizaba. Ese mismo mes murió su padre. Descendió súbitamente a los arrabales del infierno tras haber tocado tantas veces el cielo con los dedos. El hastío vital y la desesperanza cruel le habitaban las entrañas. Fue entonces cuando decidió, casi sin pensarlo, adentrarse en las profundidades de la noche loca y sus oscuros callejones. Y probó de todos sus venenos y veleidades, guitarra en mano y voz en grito. Amó frívolamente a muchas mujeres de cuyo nombre no puede acordarse. Un buen día conoció a su otro gran amor y se alejó de aquellos callejones sin salida. Dos años después dejó la noche: se quedó sin un amigo. Años después su amor y él, abrazados a lágrima viva, reconocieron que habían tocado fondo y que a su camino ya no le quedaban más veredas. Tomó el atajo del recogimiento interno y la soledad elegida y caminó al encuentro de su verdadero ser, viajando no sin dolor, hacia las más recónditas verdades sobre sí mismo. Preparó con discreto esmero su nueva y ligera mochila y sus botas de andar por los tropiezos, mientras atendía, mal que bien, a su madre y a los suyos. Un inolvidable día consideró que ya estaba preparado para el nuevo viaje: se quedó sin familia. Hoy vive junto al mar con sus perritos. Tiene muchos amigos y amigas nuevos y algún amor, amorcito o amorzuelo por resolver. Este narrador ocasional conoce bien al personaje. Este microrrelato merecía un happy end.

© AMS Cádiz


No hay comentarios:

Publicar un comentario