QUIMERAS Y DESAFÍOS



Nada soy, nada he sido y no puedo pretender ser nada... aparte de eso guardo en mí todos los sueños del mundo!! (F.Pessoa)

Cantante, guitarrista, autor de canciones, psicoterapeuta, funcionario en excedencia ahora que me acuerdo, estudiante universitario a mi edad y escritor aficionado noctámbulo, noctívago y nocherniego...
Todo lo que la vida me ha ido enseñando se puede resumir en dos palabras: sigue adelante!!

Besos y abrazos
Dorchy Muñoz



Páginas vistas en total

sábado, 22 de enero de 2011

“Qué escribir”



“Qué escribir”


De qué escribe un poeta cuando la vida se detiene o parece haberse detenido… qué canción le ponemos a este día, qué banda sonora que resulte original para un día tan previsible como inesperadamente soleado. Veo tender ropa de niño a mi vecina y algunas braguitas y pijamas, les he ofrecido mis tres cuerdas de tender al sol, yo tiendo dentro mis intimidades, sólo aireo las sabanas y las toallas, los vaqueros y camisas y alguna que otra cosa, eso si bien extendidas para no tener que planchar mucho. A mis perritas las lavo al sol, en el patio, y no me gusta tenderlas de la cuerda no vaya a ser que se caigan; cómo les gusta a las jodías el antes, el durante y el después del baño.
Qué se puede hacer con este día, otros irían a lavar el coche, pero a mí me gusta verlo así llenito de hojas amarillas y cagaditas de paloma, casi no parece negro sino grisáceo, además no tengo ganas de conducir, pero si de pasear o montar en bicicleta, la nueva, la otra creo recordar que me la robaron, eso me pasa por ser tan confiado.
Me iría al Prado, a comprar libros de bolsillo, pero a tu lado, me gusta como miras y remiras lo que yo no hubiera mirado. Me gusta mirarte y remirarte mientras miras y remiras. ¡Ya lo tengo, lo encontré! ¡Eureka! Te invito a comer pasta y una buena ensaladita y luego a una vueltecita por el Botánico, si quieres subimos al Retiro y nos alquilamos una barca, ya sabes, ná que ver con el Mediterráneo, pero es lo que hay amor, incluso a veces hay un poco menos. No sé si este plan puede parecerte muy prosaico!!
Dime que sí, anda, dime que te vienes y nos olvidamos de la poesía, de la música y damos paso a nuestros pasos, a nuestros ojos de poetas olvidados… ¿O prefieres que me lleve la guitarra, y cantarte tirados en la yerba con una coca cola tú y una cervecita sin alcohol yo?
Por cierto, ¿te importa que fume?, ya sabes que en casa apenas lo hago y si de verdad estás preñada como dices, dejo de fumar el tiempo que nos resta hasta nuestro parto, y la lactancia del bebé y quién sabe hasta cuando. Dime qué piensas, sigues desconectada, te pongo un SMS, ¿o es que sigues trabajando?
Lo dicho dime algo cuando puedas, como sabes, yo siempre te estoy esperando…


©AMS Madrid

2 comentarios:

  1. La vida nunca se detiene, ni siquiera para los poetas. Sólo, a veces, nosotros, en vez de correr tras ella, nos tumbamos boca abajo con las manos sobre el mentón y la mirada extendida hacia el horizonte, hacia la vida. Ella se queda devolviendonos la mirada. Hay ocasiones en que se producen milagros.
    Me gusta mucho este texto, Amador. Un abrazo.

    ResponderEliminar