QUIMERAS Y DESAFÍOS



Nada soy, nada he sido y no puedo pretender ser nada... aparte de eso guardo en mí todos los sueños del mundo!! (F.Pessoa)

Cantante, guitarrista, autor de canciones, psicoterapeuta, funcionario en excedencia ahora que me acuerdo, estudiante universitario a mi edad y escritor aficionado noctámbulo, noctívago y nocherniego...
Todo lo que la vida me ha ido enseñando se puede resumir en dos palabras: sigue adelante!!

Besos y abrazos
Dorchy Muñoz



Páginas vistas en total

jueves, 28 de febrero de 2013

"Spanish Revolution vs Spanish Corruption”



"Spanish Revolution vs Spanish Corruption”



Recuerdo que hace algo menos de dos años tras el conocido movimiento social de la ciudadanía española del 15 de Mayo y su posterior publicación de una antología de poemas de diferentes autores de muy diferentes lugares del mundo hispanohablante, resultó poco menos que “catastrófica” mi visión a ojos de algunas críticas que recibí sobre el poema de mi autoría que publiqué entonces y que paso a incluir al final de este artículo: por desgracia, no me satisface en absoluto tal constatación, la realidad ha superado a mi “fantasía” y hoy nos encontramos en un panorama político, económico y sobre todo social que supera con creces aquella “sesgada visión poética” que de ese panorama parecía reflejar, ese poema que finalmente fue publicado en septiembre del 2011 junto a otros más o menos cien compañeros y compañeras poetas: España se ha superado de manera tan inconcebible como inadmisible en sus cotas de destrucción de su vida política, económica, social, judicial y democrática en suma.

España ha dejado de ser un país libre para convertirse en el más asombroso reality show a que podamos asistir a diario, como lo hacen igualmente los políticos y ciudadanos de la Vieja Europa, de la poderosa América del Norte y la tantas veces abandonada y ninguneada América Central y del Sur. España ha pasado a ser no más que un país europeo aquejado de una grave enfermedad degenerativa, ha dejado de ser el “padrino colonial” de LatinoAmérica para ser el hazmereír de los gobiernos hispanoamericanos y sus ciudadanos y ha pasado de ser noticia por ser la subcampeona del mundo de Baloncesto en memorable partido contra la selección USA, campeona del mundo de Fútbol y Balonmano para ser portada habitual del New York Times, entre otros muchos periódicos de todo el mundo, para deshonra de nuestra clase política y gobernante y el calvario de nuestro propio Watergate tipycal spanish, que no parece tener una solución.

En este país no dimite nadie, cuando incluso lo hace el Jefe del Estado Vaticano, uno de los más opacos y menos democráticos del mundo, que tenemos y consentimos en pleno corazón de Europa, un estado que sigue designando a dedo a sus representantes y su gobierno y que parece contar con una eterna y divina patente de corso por más que se haya demostrado con argumentos suficientemente evidentes con arreglo al Derecho Internacional, de su implicación no solo en operaciones de dudosa legalidad en el ámbito de lo económico, bancario y financiero, sino igualmente en casos de corrupción institucional y personal de un gran número de integrantes de su Ministerio Eclesiástico, en asuntos penales tan sangrantes como el de abusos sexuales a menores en numerosos lugares del mundo, sin que haya de momento ningún condenado por la Justicia Internacional a la que todos, excepto ellos, estamos sometidos: en ese Estado de Fantasía y cuento que administra un inmenso patrimonio inmobiliario e ideológico, sin ahondar más ni ser demasiado explícito. Un Estado donde no hay ni un solo puesto de responsabilidad siquiera administrativa ejercido por una mujer y cuyos miembros parecen alcanzar el perdón y hasta la Santidad en virtud de sus arrepentidos actos de fe cristiana: perverso precepto el que sostiene su dogma “haz cuanto quieras en esta vida terrena que si abrazas a Dios al final de tus días y entonas un oportuno mea culpa, ego te absolvo per sé, para que entres sin números rojos en tu nueva vida eterna”, el arrepentimiento y el perdón todo lo curan. No hago demagogia con arreglo al Derecho Político Internacional el Vaticano es oficialmente una Monarquía Absoluta no hereditaria y su Jefe detenta los poderes ejecutivos, legislativos y judiciales: ¡allá el curioso lector!

Me pregunto si será esta la esperanza que albergan los gobernantes españoles ante la situación a que han llevado a nuestro hermoso país y el barrizal personal y político, al tiempo que judicial, en que un gran número de nuestras instituciones y sus representantes se encuentran varados cuando no insosteniblemente moribundos. Entre tanto, la otrora Sanidad Pública que llegó a servir de modelo a otros países europeos se ha desmantelado y puesto en manos privadas creando una “sanidad para ricos” y otra sanidad para el común de los trabajadores, los inmigrantes, los pensionistas y no digamos ya los “sin techo”. Estos colectivos deben esperar a tener una urgencia para ser atendidos adecuadamente, deben ser diagnosticados con una enfermedad irreversible para contar con las ayudas farmacéuticas, los ancianos de nuestro país gastan el euro de comprar el pan en el copago de sus necesarios medicamentos, y es un hecho, no es un comentario demagógico, mientras que SM nuestra reina consorte inaugura el mayor centro logístico farmacéutico de Europa en lugar de instarles, benéficamente, a colaborar con su esfuerzo a la salida de este “ajuste” al que todos y todas estamos sometidos para superar “la crisis”: nada de eso, este gran lobby internacional sigue teniendo beneficios multimillonarios, que incluso se han visto aumentados por el evidente deterioro de la salud global de nuestros conciudadanos. Es un hecho constatable y recientemente publicado en el País y en el Diario de Cádiz, que yo haya leído, que ha crecido cerca del 50 por ciento el consumo de psicofármacos y analgésicos en España en el último año. No considero necesario abundar en el tema, pero si me permito recordar la definición de la propio Organización Mundial de la Salud, tan meridianamente cierta que no se hace necesario leer entre líneas: “la salud no es sólo la ausencia de enfermedad, sino un estado de bienestar, físico, psíquico y social”. Entre tanto en España igualmente siguen muriendo casi un centenar de mujeres víctimas de la violencia machista al que ahora se vienen a sumar la triste lista de suicidios que está generando “el terrorismo bancario” con el asunto de los deshaucios y la gestión de las hipotecas. La cuarta parte de nuestra población activa está en el paro, casi un millón de familias no tienen ingreso alguno, se han paralizado las subvenciones de comedor a millares de colegios de toda nuestra geografía y en casi todas las comunidades autónomas, el reparto solidario de alimentos de ONG, como Cruz Roja, que conozco bien, ya resulta insuficiente, madres y padres en edad laboral hacen colas que dan dos veces la vuelta a la manzana para llevarse a casa algunos productos alimentarios de primera necesidad, hombres y mujeres con la cabeza agachada y en actitud humillada que olvidarían sin problema sus títulos universitarios en ingeniería, educación y tantos otros si se les ofreciera un sueldo mileurista fijo con pico y pala como herramientas o varias casas que limpiar a la semana, en el caso de ellas, y nuevamente mi comentario no es demagógico, hablo desde mi propia experiencia cotidiana como voluntario de una de esas instituciones: no necesito a la prensa para esto, hablo a menudo con ellos y ellas. Sumo y sigo:

El Reino Unido ya no nos solicita enfermeras por su buena formación, ahora los estudiantes universitarios se aferran a la consecución de una beca Erasmus para salir cuanto antes del país o emigran tan pronto como están en posesión de su licenciatura. La enseñanza privada elige a sus alumnos y como premio recibe subvenciones y créditos baratos para ampliar su oferta educativa y sus instalaciones mientras se está procediendo al desmantelamiento de la Enseñanza Pública ante la impotencia y la indignación de alumnos, padres y profesores, de manera análoga a lo que está sucediendo en la sanidad con sus profesionales sanitarios médicos y auxiliares. Quiero subrayar el trasfondo ideológico y moral que sirve de sustrato a estas decisiones aparentemente económicas y políticas: los colegios privados en España rara vez son laicos, como no lo es nuestro Estado, más bien al contrario suelen estar claramente inspirados en algún dogma religioso y administrados por empresarios y personal de claros posicionamientos de pensamiento no precisamente liberales y democráticos. La mayoría de ellos ya existían durante la Dictadura franquista. Y este gobierno de esta España de diecisiete españas, les está de alguna forma devolviendo paulatinamente reciclados lo que al parecer perdieron un 6 de junio de 1978.

Pero claro, hoy todo vale, la Crisis lo justifica todo, lejos de ser el problema principal y a resolver se ha convertido, paradójicamente, en el enorme paraguas que está protegiendo a casi toda nuestra clase política de la corrupción, del tráfico de influencias, del desvío de capitales, de los delitos fiscales, de los sobresueldos en B, de los sobres millonarios por debajo de las mesas de los despachos, etc. ¿Qué país del mundo podría soportar lo que hoy por hoy están soportando los españoles? La propia Jefatura del Estado está en el ojo de mira de la Justicia, el propio Gobierno de la nación, Gobiernos autonómicos, corporaciones locales - sume y siga - y aquí nadie dimite con dignidad como sería deseable ni da paso a nuevas ideas, a nuevos representantes elegidos democráticamente, la propia lentitud de la Justicia es otro de los instrumentos al servicio de la falta de medidas judiciales preventivas o sentencias oportunas, generando una incertidumbre sine die y el divorcio más sangrante que hayamos conocido entre los ciudadanos y sus representantes, resignados a su voto cada cuatro años unos y apegados al sillón de sus despachos, sus coches blindados, sus saneadas cuentas corrientes y su “merecido estatus” los otros. No hace falta ser un sensiblero para que a uno le entren ganas de llorar si conectas la televisión no para ver Gran Hermano sino el debate sobre el estado de la nación o la sesión de control al gobierno del congreso que se está retransmitiendo ahorita mismo mientras escribo y no deseo extenderme más en lo que sería “el artículo de nunca acabar”. Les pido perdón por su paciencia si han llegado leyendo hasta aquí y les invito a la reflexión sobre el título improvisado de este humilde comentario de opinión de este modesto ciudadano más que suscribe. ¡Espero ávidamente una nueva primavera, un nuevo uno de mayo y el resurgir de un nuevo quince de mayo, humanista, solidario, participativo, libre y esperanzador! Sean felices en la medida de lo posible entre tanto y busquen la belleza, tal vez la única revolución o quimera en este dudoso mundo que estamos habitando cuando no consintiendo: en manos de menos de un centenar de personas en el mundo se concentra cerca del noventa por ciento de la riqueza mundial, sólo una cuarta parte de tal patrimonio sería suficiente para acabar con la pobreza a nivel mundial, publicaba recientemente la prensa mundial…

P.S. Como siempre quedo abierto a todo tipo de críticas y comentarios y/o ampliar o corregir mis aportes. Un saludo!!

© AMS Cádiz

28 de febrero del 2013

(Día Nacional de Andalucía)

Abocados”



Llevan la marca del dolor a cuestas

y las del destino que se torció en su día.

Pueblan nuestras calles pero a veces

nos parecen invisibles,

son los parias entre los parias.

Arrastran cicatrices y viejas penas,

por más que un día estuvieran

en primera línea de una vida digamos normal.

Ahogan los días en botellas de cerveza,

que consiguen mendigando,

o un cartón de vino barato,

no tienen más que lo puesto

y con suerte una manta y unos cartones

bien guardados para pasar la noche.

Viven en nuestras ciudades y nuestros pueblos,

al desamparo de los poderes públicos y los servicios sociales.

¿A quién importa lo que les suceda?

Han dejado de contar para nosotros,

no son más que un número más

en esta triste y vergonzosa estadística.

Se lamen a solas las heridas,

y se olvidan de futuros y viejos recuerdos.

¡Ya no esperan nada, sobrevivir a duras penas!

Hay niños, ancianos, mujeres que se prostituyen,

creemos que son de otra estirpe, de otra naturaleza,

pero cualquiera de nosotros puede acabar de esa manera.

Aquí no vale la pena, es una cuestión de justicia,

no pongamos la lástima donde debería haber derechos.

Perdieron en su día el tren del bienestar y la alegría,

por mil razones cada uno de ellos arrastra una larga historia.

Cuídense de juzgarlos, mañana podemos ser uno de ellos,

nadie estamos a salvo del infortunio

y la vida es caprichosa y a veces traicionera.

¡Admítanme este escrito como poema,

aunque no haya rimas ni figuras literarias!

Y ayudemos en lo que podamos, por ellos por nosotros,

por el mundo y por la tierra,

no cuesta tanto implicarse con los sin techo

y los sin nada.

Y si no lo desean, no pretendo adoctrinar a nadie, no lo hagan,

pero déjenles vivir, sobrevir o malvivir.

¡la muerte para ellos y para nosotros viene sola

cuando menos te lo esperas!



© AMS Cádiz

© Prólogo y coordinación Julia Carú

© Editorial Séneca Septiembre del 2011





No hay comentarios:

Publicar un comentario