QUIMERAS Y DESAFÍOS



Nada soy, nada he sido y no puedo pretender ser nada... aparte de eso guardo en mí todos los sueños del mundo!! (F.Pessoa)

Cantante, guitarrista, autor de canciones, psicoterapeuta, funcionario en excedencia ahora que me acuerdo, estudiante universitario a mi edad y escritor aficionado noctámbulo, noctívago y nocherniego...
Todo lo que la vida me ha ido enseñando se puede resumir en dos palabras: sigue adelante!!

Besos y abrazos
Dorchy Muñoz



Páginas vistas en total

sábado, 2 de febrero de 2013

"Zambra"




Zambra”

Se acerca el final, amiga mía, hermana loba: mi niña perra. Ya no correteas las Marismas, casi que me coges de la mano, valga por esta vez la metáfora, mientras miras a Ulises corretear en vano tras las gaviotas, que reposan en el agua, y los pelícanos y los patos: es un chiquillo de ojos tiernos y pícaros al que tu le has enseñado a saber esperar la alegría, cuando tú, ya no lo recuerdas, siempre fuiste a buscarla, como buscaste siempre la mano amiga que te acariciara con los invitados de casa, con los ancianos de los parques o perdiéndote entre los juegos de los niños, que siempre te quisieron y me preguntaban por ti, allá donde la puta vida nos ha ido llevando. Ya no te acercas a ver las olas de la playa, ni chapoteas con tus patas sobre la arena mojada: el otro día, mientras ibas a mi lado -no te lo dije- vi el miedo en tus mirada, como te veo ahora temblar arropada con tu manta en mi sillón, mientras escribo, ya sabes que te lo he cedido sine die. Pero hoy, hoy vi el abismo sin retorno asomando de tus ojos, ya sin brillo, como vi aquellos ojos vívidos y ávidos de cariño y vida, cuando te tomé por primera vez en mis brazos, no tenías ni dos meses, entiendo que no lo recuerdes, pero yo no lo olvidaré jamás. Ni como me recibías cuando venía de trabajar siendo tu una cachorrita casi de yogures y yo trabajaba en horario nocturno, como te he visto en las calles, en los parques, en el campo, en algún río y algún pantano y por suerte estos dos últimos años en el mar. Más de trece años juntos ya compañerita. No voy a ponerte en tratamiento, aunque como sabes son amigos los veterinarios, si no puedes subirte al sillón te empujaré del culo, hasta que te tenga que coger en brazos para que te duermas. No te dejaré sola ni un solo día y cuando llegue el final, que ya se adivina en tus temblores y tu mirada - hasta te has saltado el celo contra natura, no hay climaterio en las perras- ya no miras los documentales de animales de TV2 y te veo comer ya solo cuando no queda más remedio, acudes con pereza a tu galleta de premio cada noche y ya no te pones a dos patas ni saltas para cogerla.
Sé que te pierdo, ojalá me equivocara y este escrito fuera solo una carta mal parida, un mal presagio destinado a la papelera. Acepta mi caricia diaria, busca mi calor si te tumbas en el sofá conmigo: cuando cierres los ojos ya para siempre estate segura de que estarás en mis brazos y te llevaré a esa parte rocosa de la playa donde íbamos con tu hermana Rita Ritmo algunos amaneceres, te reunirás con ella en el mar, te acariciarán los peces, te harán reverencias los caballitos y las caracolas y te acariciaran de rojo cariño los corales. Serás parte del agua, como siempre lo fuiste de la tierra y seguro que en algún lugar hay un cielo con el aire muy limpio que te espera, flaquita mía, como sé a ciencia cierta que yo seré puro fuego de tristeza hasta superar el duelo de tu pérdida. Entretanto dejame seguir acariciando tu sueño, peludita mía y darte las gracias, por tanto y tanto como me has brindado, y desearte buena suerte, y que no tengas miedo porque nunca lo tuviste: Y decirte que te quiero Zambrita guapa, con lágrimas en los ojos y cuidando de que no te desarropes. Mañana hay galletas de desayuno tras mi gimnasia, luego saldremos, no muy lejos: ya me cuentas si en sueños te llegó esta carta...

© AMS Cádiz



No hay comentarios:

Publicar un comentario